Evitar que Email Marketing acabe en Spam



En una campaña de email marketing debes tener especial atención en conseguir el objetivo global de conseguir la máxima difusión del mensaje y conversión siguiendo nuestro plan preestablecido.

Para ello es fundamental que en las bandejas de entrada de nuestra lista objetivo aparezca nuestro mail y no seamos filtrados como Spam. Para evitarlo vamos a seguir unos cuántos consejos básicos.

La redacción del escrito debe ser lo más natural posible, evitar un redactado excesivamente comercial. Por ejemplo, los Call Action habituales en este tipo de situaciones.

La proporción entre imágenes y texto también es un motivo de clasificación. Pocas imágenes y más texto es lo recomendable.

Trata que el texto tenga un color suave y definido, no usar el mismo color que el de fondo, con un tamaño natural no excesivamente grande ni abusar de signos como los de exclamación. Los contrastes de color estridentes son analizados con lupa por los sistemas de filtrado.

Trata de enviar mailing en un horario habitual, no es recomendable enviar mails de madrugada o a horas donde los usuarios no acostumbran a estar conectados.

Es importante mantener al día tu lista de contactos. Borrar aquellos contactos que no abren tu correo electrónico, lo más seguro que te hayan marcado como spam. Cuánto mayor sea la clasificación o rebote de tu lista de email marketing pero será la reputación de tu dominio y por tanto mayor probabilidad de amanecer en la carpeta de spam de las bandejas de entrada.

Debes incluir un formulario de baja del boletín accesible y fácil de cumplimentar. Si un suscriptor no puede darse de baja debido a su falta de interés por tus productos o servicios fácil que te marque como spam. Hotmail, yahoo y Google también tienen presente este tipo de herramientas para la clasificación de su correo.

Pero evita los scripts, estilos, efectos, formularios, etc.

El uso de proveedores de Mailing (Mailchimp, MailRelay, etc.) es una buena opción y podrán a tu disposición diferentes ventajas.

Los archivos adjuntos acostumbran a crear alertar por Spam, intenta no adjuntar ningún archivo en tu campaña.

El envío desde una IP fiable disminuye la probabilidad de ser considerado spam. Podrás hacer un seguimiento de tu campaña con las estadísticas y métricas que estos portales te ofrecen y simplifican mucho el proceso de envío masivo.

En el asunto de tu newsletter evita el uso de iconos, imágenes, símbolos. Solo texto. Evita también las palabras típicas de enganche comercial: compra, barato, descuentos, etc.

Las cuentas de remitente y respuesta que hayas configurado deben existir, sean redirecciones o buzones de correo. Los filtros antispam comprueban que las cuentas de remitente y respuesta existan físicamente en tu servidor.

Existen direcciones de correo electrónico creadas simplemente para atraer el spam (por ejemplo spam@demo.com). Tenemos que asegurarnos que en nuestra lista no tenemos ninguena cuenta como ésta o similar.

No hay que incluir ningún texto que indique que ese mensaje no es correo basura. Es contraproducente.